15 de julio de 2020

Hoy con nosotros: Alberto Labrador Rubio, gardeliano

Uno de los escritores más importantes de Mendoza, nacido en el Departamento de San Martín



Compartir en Facebook Compartir por whatsapp

Hoy con nosotros: Alberto Labrador Rubio, gardeliano y apasionado por el básquet, es uno de los escritores más importantes de Mendoza, nacido en el Departamento de San Martín.

¿Cómo te describirías Alberto? ¿Cómo surgieron sus primeros escritos?

Tengo 86 años. Estoy casado con María Nelly Sampieri,  tengo dos hijas, cuatro nietos y una nieta.

Siempre he sido un buscador incansable, un buscador de lo nuestro, de nuestras raíces, recuerdo que primer verso lo hice en las rodillas de mi padre a los 7 años,  él era español, cantautor, poeta y guitarrero. Fue mi primera influencia.

En mi niñez viví muchas injusticias que me marcaron y me dieron la fortaleza para seguir adelante, una de la situaciones que me viene a la memoria es cuando iba a quinto grado, como mejor alumno del colegio General San Martín, me dieron la bandera que duró poco en mis manos. Me la sacaron por ir vestido con mameluco y alpargatas.

En sexto grado, gané mi primer concurso a nivel nacional por una composición sobre el general San Martín, cuyo premio me lo dieron en el Teatro Independencia, donde con zapatos prestados fui a recibir el premio junto a mi maestra, la señorita Bertha Graf. En mi escuela nadie se enteró, ni me felicitaron. Pero como dice el dicho “Los hombre son como los barriletes, cuando el viento sopla en contra, más alto vuela”

Me siento  orgulloso de mi trabajo, soy autor de cinco novelas, doce ensayos, tres libros de poesía y dos de cuentos.

¿Presentaste algún libro en San Martín?

-Una materia pendiente,  nunca pude  presentar un libro en San Martín, a pesar de tener nueve editados presentados en distintas provincias y en el vecino país de Chile.

¿Te gustaría hacer el guión para una película?

- Sí, en dos oportunidades tuve la oportunidad de hacer películas en Mendoza: La primera, de mí

Novela “Donde mueren los pájaros” con Matar, un realizador, que entre otras, hizo La Difunta Correa. Con todo listo, incluso el dinero, no se pudo realizar por no conseguir filmadora de 35 mm. Y la segunda, otra de mis novelas, “Tablas de un presidario” –El secuestro perfecto- a través de una empresa, principalmente bodeguera y financiera muy grande que hubo San Martín, que quebró cuando se habían complementado todos los requisitos para hacerla. Espero que la tercera sea la vencida.

¿Una última reflexión?

- Dicen que la Cultura no lleva votos… -¿Será cierto? ¿O es un problema para los que gobiernan que la gente se eduque?

 

Algunos de los trabajo de Alberto Labrador Rubio

•             El Hombre y la mujer

•             El día comienza a medianoche

•             Sombras blancas

•             Dos cartas, tres destinos

•             Tablas de un presidiario

•             Mi vida después de la vida

•             La vuelta del ovejero

•             La noche buena de Juan

•             Nuestro Huarpes

•             Mensajes

•             Cielos abiertos

•             Puntos suspensivos

•             Donde mueren los pájaros

•             La gran mentira, la muerte de Carlos Gardel “Crimen o accidente”

Nota de Mario Campanella para Cultura y Sabores