28 de diciembre de 2020

Ping Pong de preguntas y respuestas a Roberto Musicmann

Roberto Oscar Musicmann, más conocido como “El cordobés”, comunicador y mediador comunitario, conductor de uno de los programa íconos de la zona este “Puntapié inicial"



Compartir en Facebook Compartir por whatsapp

Roberto Oscar Musicmann, más conocido como   “El cordobés”, comunicador y mediador comunitario, conductor de uno de los programa íconos de la zona este “Puntapié inicial". Con amplia trayectoria en medio radial, ha pasado por distintas FM: Digital Vox, Santa María y en la actualidad tiene su programa en Única 100.1.

Quienes escuchan su programa lo definen con un analista de lo social, que sabe integrar la realidad nacional con lo regional, con muy buenos remates.

Aquí les dejamos el ping pong de preguntas y respuestas que le hicimos desde “Cultura y Sabores”. 

Fecha de Nacimiento: 26 de abril de 1944, en la actualidad tengo 76 años.

Lugar: Ciudad autónoma de Buenos Aires

Padres: Mi viejo se llamaba Dacso y le decíamos David, mi vieja Raquel. Tuve suerte con mis padres, como todos  con dificultades, con choques generacionales. Pero en la medida que vas creciendo, uno va cumpliendo etapas de la vida, y yo tuve la suerte  de poder sentarme con mis padres, en un momento determinado de mi vida ya siendo adulto y padre de familia, y así poder aclarar muchas cosas. Cuando ellos terminaron su vida tuve tranquilidad de conciencia, porque todas las desavenencias que habíamos tenido las habíamos hablado.  A larga, como decía un psiquiatra “a tu edad es más fácil que vos  entiendas a tus padres, que pretender que gente mayor cambie para que te entienda y te cambie a vos”

Un recuerdo de la infancia: de no haber rendido las materias en el secundario cuando debía, era el campeón de los que se llevaban materias. Hoy estaría en onda, me llevaba cantidades. Yo estaba seleccionado para jugar en las inferiores de Huracán, y mi viejo me dijo: “como llevaste tantas materias no vas a ir”, perdí la posibilidad de entrar en el club atlético huracán.

Escuela Primaria: Distrito Escolar 12

Escuela Secundaria: Colegio Nacional  N° 9 “Justo de Urquiza”

Una virtud: que pregunta difícil. Dos virtudes, primero tengo muy pocos amigos, pero que  son amigos, y la segunda es que no me gusta mentir.

Defecto: Ser como soy

Hobby: no tengo Hobby

Hincha de Fútbol: River, aquí en Mendoza de todos.

Una Canción: Cambalache

Película: El coleccionista de huesos

Libro: “El principito” de  Antoine de Saint-Exupéry

Un personaje que te haya inspirado: en muchos aspectos mi viejo, dentro de sus limitaciones  estuvo la virtud de saber llevar mi vida, cada cosa en su tiempo, en su lugar, me permitió vivir una buena infancia, una buena adolescencia, una buena juventud. Lamento en muchos casos no haber escuchado lo que él me aconsejaba.

Un lugar en el mundo: viví en diferentes lugares, hasta los 45 años viví en Buenos Aires, después viví 10 años en Córdoba y hace 21 años que estoy acá. Yo no tengo un lugar  en el mundo, soy un trotamundos.

Tu pareja: Sandra es muy especial. Sacrificó, dejó muchas cosas por mí, nunca voy a compensar todo lo que ella me dio y lo que me está dando, es una excelente compañera, amiga y amante.

Familia: la familia es una circunstancia en la vida de cada uno, no hay mejor familia que la que hay en los amigos, porque uno los elige.

Comida preferida: Puré de papa

Bebida: no tomo

Café: de filtro

Algo pendiente: si vos me decís mañana viene una varita y te da la oportunidad de cambiar algo, cambiaría  por haber terminado mi carrera, es lo único que cambiaría. Estoy muy conforme con mi vida, tengo una satisfacción enorme, jamás trabajé en algo que no me gustara.

¿Qué es la radio para vos?: La radio me la inculcó un gran amigo que vivía en Córdoba y que falleció. Siempre cuento esta anécdota, el gordo Masa, era un tipazo, él me enseñó lo que era la radio, es mi cable a tierra.

¿Te has inspirado en alguien de la radio?: no, yo soy yo, como persona, como ente, como sujeto, yo soy yo, no soy mejor que nadie ni peor que nadie, no soy igual a nadie.

 

¡Muchas Gracias Roberto Musicmann!