14 de septiembre de 2020

Regreso del tren de pasajeros

El concejal Cristian Jalitt viene trabajando hace varios meses sobre el proyecto del regreso del servicio de pasajeros, “Ramal Libertador General San Martín”.



Compartir en Facebook Compartir por whatsapp

Desde “Cultura y Sabores” entrevistamos al Concejal del Departamento de Santa Rosa, Cristian Jalitt. Nos comentó que viene trabajando hace varios meses sobre el proyecto de declaración del regreso del servicio de pasajeros, “Ramal Libertador General San Martín”.

La vuelta del servicio de pasajeros daría la posibilidad de integrar a la región y fomentar el turismo, mejorando la actividad económica.

La idea es impulsar desde la Zona Este el proyecto, teniendo en cuenta el beneficio que puede traer no solo a los habitantes de Santa Rosa sino de la región. Por lo general, los lugares alejados de los centros urbanos no son tenidos en cuenta en las políticas de transporte. 

“He conversado con los vecinos y veo mucho entusiasmo con esta propuesta”. Jalitt también comentó “Hay una deuda que saldar con las comunidades que se vieron afectadas, y una forma de enmendar es devolverles a los pueblos el servicio de pasajeros, ellos vivieron las consecuencias del cierre del servicio”.

El Ferrocarril General San Martín (FCGSM), llamado así en honor al prócer argentino José de San Martín, es parte de la red ferroviaria de Argentina. Parte de la terminal ferroviaria de Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, y se dirige hacia el oeste del país, atravesando las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis, Mendoza y San Juan.

En el año 1948 en la presidencia de Juan Domingo Perón se nacionalizan los ferrocarriles que habían sido manejados por capitales británicos.

Era un servicio de muy buena calidad en esa época, el expreso “El Libertador” brindaba una prestación de lujo entre Retiro, Junín y Mendoza. Incluía en sus coches el servicio de camarote y pulman, y contaba con restaurante, bar y cine. Otros trenes que circularon hasta principios de la década de 1990 fueron “El Cóndor”, también realizando el recorrido Retiro - Junín – Mendoza, y “El Aconcagua”, que se extendía hasta San Juan y tenía escalas en las ciudades de Junín, Rufino, Laboulaye, Vicuña Mackenna, Justo Daract, Villa Mercedes y San Luis.

Privatizado el ferrocarril por el año 1989, solo quedó el servicio de carga, el servicio de pasajeros fue eliminado, de esa forma comenzó el desguace del sistema. A la fecha se pueden ver las estaciones ferroviarias abandonadas, vagones dejados a la intemperie como el caso de la Estación Néstor Lencinas, del Distrito de Las Catitas.

Las consecuencias de las políticas neoliberales fueron devastadoras para muchas ciudades, por la pérdida del servicio de pasajeros. Muchos departamentos quedaron abandonados, aislados e incomunicados. Entre las consecuencias del cierre del servicio se encuentran: el aumento del desempleo,  la disminución de la actividad comercial y la pérdida de  infraestructura ferroviaria por falta de mantenimiento.

Cristian Jalitt manifiesta “sería bueno que nos sumemos todos para el retorno del servicio de pasajeros. Que todos tengan la accesibilidad de este servicio esencial”.